Mujeres destigmatizando el consumo de cannabis

Cada vez es más común ver a una mujeres formadas en las filas de los “puntos” más riesgosos de la ciudad, esperando para comprar marihuana. Participamos en marchas en pro de la legalización, destigmatizando el consumo recreativo y medicinal; así, atacamos los estándares femeninos del patriarcado.

En el patriarcado los hombres se apoderaban del espacio público (productivo, social y político). A nosotras nos pertenecía el privado (familiar, cuidado del hogar y los hijos). Las luchas que han ganado las varias olas feministas en todo el mundo han sacado a las mujeres del denominado espacio privado.

Mujeres que fuman

Como cuidadoras de la salud y bienestar de la familia era una prohibición que una madre fumara cannabis. Era impensable fumar para un momento de reflexión al leer un libro, para descansar de las tareas con los hijos.

Para el sistema patriarcal lo anterior sería de una toxicidad extrema para una de las instituciones más importantes: la familia.

Yo soy una mujer universitaria, profesionista, glitchista, feminista y consumo marihuana para leer sobre filosofía, jugar videojuegos, pintarme las uñas con mis amigas, escribir, dibujar, salir de fiesta o disfrutar del sexo; no necesariamente las consumidoras somos agentes tóxicos para la sociedad.

Mujer fumando
Fuente: Designecologist

He recibido comentarios machistas por parte de otros consumidores hombres que ni siquiera saben que es el THC: “¿apoco fumas? Ni sabes armar un porro, no sabes fumar, no sabes distinguir entre cepas, seguro fumas y te pones bien mal”. También hay casos en que la gente duda de mi capacidad cognitiva y laboral por fumar. Las consumidoras de cannabis somos tachadas de simples adictas.

Mira el siguiente video donde mujeres de la tercera edad consumen por primera vez cannabis y exponen su experiencia.

https://www.youtube.com/watch?v=9sqOMP4JGE8

Mujeres en pro de la legalización

La fotografía que ilustra este artículo fue tomada el día de la manifestación del 4/20 en México; donde, las mujeres activistas por la legalización de la marihuana realizaron diferentes bodypaints con motivos alegóricos a la planta. La foto es muestra de que el espacio público es nuestro, así como nuestros cuerpos y nuestro consumo de cannabis.

Desde Rihanna con su declarado consumo de marihuana y sus fotos en los diarios más amarillistas con su porro en mano; hasta, las madres de hijos con parálisis cerebral que piden regulaciones que les permitan cultivar marihuana en sus hogares, para extraer CBD como tratamiento alternativo que mejora la calidad de vida de sus hijos.

Fuente: Clarín FOTO: GERMAN GARCIA ADRASTI

México y los datos duros

El consumo de marihuana en las mujeres se duplicó durante el 2017 en México, pasando del 1.6% al 3.7% (IAPA), casi 400.000 mujeres probaron la marihuana por primera vez, tres veces más de las que lo hicieron en 2011, según la Encodat, periodo 2016 y 2017.

Cómo reflejan los datos duros, el aumento de las consumidoras de marihuana también requiere de programas con perspectiva de género. Los gobiernos y asociaciones deben mediar para el consumo informado; así, evitar que mujeres en situaciones vulnerables caigan en el consumo de drogas sintéticas.

Las políticas con perspectiva de género deben tener presentes las peculiaridades sociales, culturales y biológicas de hombres y mujeres. Las investigaciones sobre el consumo de drogas que sí afectan la salud como lo son las sintéticas, deben observar los patrones de uso en mujeres; así como sus efectos y consecuencias en los cuerpos femeninos.

Pronto tendremos más notas para un consumo informado de sustancias naturales y de diseño con perspectiva de género. ¡No olvides hacernos saber tu opinión en los comentarios!

Estefanía Millán

2 Comments

  1. Antonio

    Apoyo mucho a mis amigas, desde la prepa, ellas me enseñan a ser empático con el mundo y yo las enseño a destapar una caguama, me ayudan con cálculo y les ayudo a conseguir su weed, ellas cuidan que sea un día divertido y yo trato de no olvidar que estoy aquí gracias a ellas.

    Reply
    • Estefanía Millán

      La empatía nos permite derribar los roles de género, las discusiones con los amigos acompañadas de un porro siempre nos hacen reflexionar, entre risas y respeto se intercambian conocimientos. Gracias por pensar de esa forma y darnos tu opinión.

      Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *