Mujeres destacadas: 15 discos notables que nos dejó el 2020

Este no es precisamente un recuento de los mejores discos del 2020. En un año tan singular tuvimos que pasar mucho tiempo en confinamiento y casi nadie que haya conservado su empleo se salvó del famoso home office.

Pero de lo perdido lo recuperado. Una gran cantidad de artistas musicales alrededor del mundo pudo adaptarse también a trabajar en casa y nos regalaron grandes canciones o discos que nos han hecho más soportable el encierro. Algo que seguramente se verá reflejado en un cambio monumental en la industria. Por ello queremos compartir algunos de esos discos del 2020 contigo.

Por primera vez en Oleaje, hemos preparado una lista con diez discos notables publicados por mujeres durante un año que ha parecido el del fin del mundo. Del rock, hip hop o R&B a la electrónica y el disco, prometemos que encontrarás algo que te encante. Así que, quédate hasta el final, porque además de eso, hay una sorpresa 😉 .

Otras maneras de visibilizarnos son posibles

A finales de cada año, como ya es costumbre, revistas y blogs sobre música o entretenimiento publican sus listas sobre los “mejores” contenidos de los últimos meses. Entre tanto, las críticas, polémicas, como reclamos por omisión, no se hacen esperar. En redes sociales se arma el san quintín por ver quienes tienen “los mejores gustos”, las opiniones más acertadas o el criterio más amplio…

Sin embargo, muchas veces el asunto solo trata de medirse el ego, así que en esta ocasión quise intentar algo distinto: reunir los discos realizados por diversas artistas musicales en 2020 sin concluir que alguna haya resultado “mejor” que otra. Porque como reza una de mis consignas favoritas: la de a lado es compañera, no competencia. Sería contradictorio jerarquizarnos para visibilizarnos.

Listas por aquí, listas por allá

Por un lado, de esta práctica de listados de fin de año me emociona muchísimo el acercamiento a música y artistas que no conocía, así como ser testigo del reconocimiento público otorgado a tantas mujeres y disidencias que han dejado sangre, sudor y lágrimas por tener su lugar en una industria tan racista, clasista, misógina y competitiva como la musical.

Por otro lado, cada año también me llevo decepciones y algunos corajes, pues continúo notando con cansancio que, no importa cuánto nos esforcemos nosotras: los conteos siguen siendo liderados e invadidos por los hombres y sus pesadas pretensiones. Incontables redactores y editores buscan lucirse y ambicionan llenarse de seguidores al dar sus primeros lugares a bandas absurdamente desconocidas o atadas a una nostalgia con la que identificarse sólo puede ser resultado de una experiencia forzada.

Y vale, digamos que en los últimos años los medios de comunicación se han dedicado a resanar las omisiones cometidas por décadas y siglos pero… ¿de verdad artistas pop con identidades hegemónicas como Dua Lipa o Ariana Grande son representativas para tantas mujeres productoras y consumidoras de música alrededor del mundo? Ojo, aquí la cuestión no es cancelar a alguien en específico, sino preguntarnos: ¿qué es lo que las hace tan cómodas? 

Si bien la coherencia discursiva entre lo que se dice y se practica es difícil de cumplir a cabalidad, me parece importante que, como feministas comencemos a ser responsables con lo que consumimos. Hemos emprendido un complejo camino sin regreso al repetirnos que lo personal es político, porque, en efecto, lo es. 

Ahora sí… los discos del 2020

La intención por ahora no es profundizar en esto de forma teórica ni aleccionar a nadie. Todo lo contrario, luego de un año tan agotador emocional, física y mentalmente, merecemos un respiro y tiempo de esparcimiento dedicado a nosotras, que hemos sostenido sobre nuestros hombros el peso de la pandemia.

No pude evitar incluir a algunas de las cantautoras más citadas en los medios más populares porque me sentía egoísta haciéndolo, pero van marcadas en asterisco, para que las evalúes por tu cuenta. Esta selección es para ti, que sigues aquí, resistiendo luego de tanta adversidad. Acómodate y dale play.

1. Calambre – Nathy Peluso – (Argentina-España)

Luego de viralizarse gracias a Tik Tok, Peluso debuta con una bomba de rimas. Canción tras canción, la sudamericana escupe fuego y se desliza entre diversos géneros americanos además del rap, pasando del dembow a la salsa y coqueteando con el jazz.

2. Contingencia – Mint Field  (México)

Con este álbum la agrupación originaria de Tijuana se consolida como una representante importante del nuevo shoegaze. Con tracks que se matizan de garage y dream pop, Mint Field siempre es un refugio ensoñador para el alma melancólica.

3. Fetch the Bolt Cutters – Fiona Apple* (EE.UU.)

Con uno de los discos más aclamados del 2020, Fiona Apple es una piedra angular, instrumental y líricamente, para el siglo 21. Con este regreso, emocional y político a cada estrofa, cambio de ritmo y sonido (o silencio) inesperado, ella se arremanga  y nos grita: “chicas, aún nos queda TODO por decir”. 

4. Get Free – TYGAPAW (Jamaica – EEUU)

Despiertas, no hay pandemia y quedas de verte con tus amigues para salir a bailar. Entran a un club donde los beats más oscuros y arrebatados las hacen mover el cuello de adelante hacia atrás, meneando los tragos. Suena una canción de techno que a ratos suena a dancehall, a afrobeat. Volteas a ver a la DJ: una diosa andrógina es la encargada de la mezcla, su nombre es Tygapaw.

5. Nightmare Vacation – Rico Nasty (EEUU)

Con sangre portorriqueña por parte de su madre, este álbum debut de apuesta por el rap con muchos elementos de punk y rock. Luego de famosas colaboraciones desde 2018 (la más reciente con Kali Uchis) Rico Nasty tira por propia cuenta versos determinantes sobre la bisexualidad, los límites y no meterte en lo que no te importa.

6. Inner Song – Kelly Lee Owens (Gales)*

El segundo disco publicado por la artista europea se posiciona como uno de los más vanguardistas y accesibles, algo así como electrónica suave para principiantes. Sin embargo, eso no le quita mérito, pues, sin miedo al éxito, Kelly Lee Owens construye un trabajo etéreo y sosegado que permanece en tu cerebro gracias a su voz cristalina.

7. Lianne La Havas – Lianne La Havas (Inglaterra)*

Qué bellos son los discos como éste, quizás en eso radique el hechizo del soul. En esta tercera entrega de la talentosa multi instrumentalista, su voz y melodías originales alcanzan cada rincón del lugar en que te encuentres y te obligan a mirar en tu interior, detenerte y respirar. Con un vibrante cover a Radiohead que nada tiene que pedir a su versión original, Lianne La Havas definitivamente tiene que ser una sirena.

8. Mandinga Times – Rita Indiana (República Dominicana)

Rita Indiana vuelve de su fructífera odisea literaria para estallar en un grito tropical sobre el fin del mundo. Mandinga, alter ego de Rita, canta en defensa de la Tierra, de la herencia negra en el Caribe y de las violencias que oprimen al continente a ritmos de merengue, reggaeton y salsa.

9. Mango Negro – Rubio – (Chile)

El segundo disco de Francisca Straube es una exploración de lo que no podemos ver, pero existe: la pérdida y el desasosiego. Versátil y difícil de encasillar, el trabajo de Rubio abarca ritmos nativos chilenos, electrónica, ambient, hip hop, pop, folk y techno, integrándose de una manera orgánica y suave, pero adictiva.

10. Miss Colombia – Lido Pimienta (Colombia-Canadá)*

Luego de buscar y explorar un amplio espectro de géneros y sonidos por diez años, Lido Pimienta se consolida como una compositora y activista brillante. Orgullosa de su sangre y cultura, las expone al mundo para reescribir la reputación de Colombia frente al mundo. Sin miedo a la crítica por sus declaraciones o actos de protesta, Lido no da marcha atrás en una lucha artística que critica de frente a la industria cultural y la colonización que subyace a ésta.

11. Róisín Machine – Róisín Murphy (Irlanda)

Róisín Machine es un “Vuelve a la vida” hecho álbum. La ex integrante del grupo Moloko hizo muestra de una destreza imaginativa maravillosa que retomó lo mejor del dance y del disco para traerlo de vuelta, embellecerlo y darle un glamuroso brillo queer. A grandes males, grandes remedios.

12. Sawayama – Rina Sawayama (Inglaterra-Japón)

Si alguna vez has escuchado a Babymetal probablemente tengas una idea de a lo que esto suena. Sin embargo, Rina Sawayama explora con mayor profundidad y menos ternura géneros como el hard rock, el metal y el progresivo para fusionarlo con electropop y R&B. Es impredecible, pero te hace quedarte hasta el final.

13. WHAT WE DREW – Yaeji (EEUU-Corea)*

Yaeji posee la habilidad de crear múltiples atmósferas a partir de pocos elementos. Sus beats de house y jazz son un viaje mental, un after, un sueño pasajero, un tímido baile en pijama… un espacio acogedor. Con el agradecimiento y la alegría de vivir como motivos para armar este debut, resulta fácil sumergirse y elevarse en la electrónica de esta prometedora DJ.

14. What’s your pleasure? – Jessie Ware (Inglaterra)*

Un favorito de los discos de 2020. Con su cuarto álbum de estudio la cantautora británica brilla entre el disco, el dance y la electrónica de corte más retro. Jessie Ware emerge elegante, decidida y orquestral del adormilado R&B en el que se hallaba tan cómoda para poner a bailar, cantar y voguear. Rítmico y adictivo, en 2020 se volvió un disco casi indispensable.

15. Ya dormiré cuando me muera – Ginebras (España)

Pocas veces una se encuentra con títulos que sean tan atinados como el del debut de Ginebras. La vida es corta, el tiempo no perdona y cada día es una aventura nueva, de eso canta el cuarteto madrileño. Con canciones breves, alegres y muchísimas referencias a la cultura pop y el feminismo, seguramente pasarás un buen rato escuchando sus ocurrencias a ritmos de un pop rock muy juguetón.

El pilón

Y como reunir lo más destacado de un año en un listado tan chiquito no es trabajo fácil, ¡va una playlist entera! En ella encontrarás mucho más rolitas para explorar, repetir e incluso guardar para cuando no sepas qué escuchar. 

Cuéntanos, ¿qué proyectos o géneros añadirías a la lista? ¿Cuáles fueron los discos de 2020 qué más te gustaron? Asimismo, ¿por cuáles medios o plataformas has conocido a nuevas artistas? Déjanos tus dudas, opiniones y recomendaciones en los comentarios <3 .

¡Por un próspero, sano y libre año nuevo!

Luz Adriana Núñez

Estudié letras pero no me aprendí ninguna. Feminista de la periferia. Melolmana.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *