Con la intención de apaciguar “la sed de la mala”, algunas semanas atrás, las Oleaje nos encontramos en la calle Regina en el centro de la CDMX. Al pasar afuera del Museo Casa de la Memoria Indómita, escuchamos la música de una fiesta monumental originada por una banda de rock, ska y otros ritmos. De inmediato, nos sentimos atraídas hacia Montserrat Muñoz (o Montse Magia) y su banda Pólvora. Después de un par de canciones, continuamos nuestro camino mientras platicábamos de la energía, voz y coraje de la vocalista. Por supuesto que, en cuanto pudimos, la contactamos para una entrevista. Les compartimos el resultado: 

Foto: Armando Sánchez

1. ¿Cómo decidiste dedicarte a la música? 

De una u otra forma la música siempre ha guiado mi vida. Comencé a cantar desde pequeña en el coro de la primaria y en la iglesia de mi colonia. Después, en la secundaria, tuve algunos acercamientos a la música de orquesta y ensambles; luego en la Preparatoria ya tenía mi primera banda de rock que siguió hasta que entré a la UNAM para estudiar Ciencias de la Comunicación. De ahí, pasaron diez años hasta ahora que decidí regresar a los escenarios con otro proyecto, aunque durante ese periodo tomé clases en el Sindicato de Músicos, además de otros cursos. Al ejercer mi profesión, me dediqué a la conducción radiofónica así como a la programación musical. En este medio pude conocer solistas y agrupaciones de todos los géneros, quienes me inspiraron a dar el paso y retomar el camino.

2. ¿Cuál ha sido tu experiencia como mujer joven en la escena musical en México?

Como músico hay que ganarse el trato, el respeto, la validez de una opinión, el reconocimiento por liderar un equipo de trabajo… eso se demuestra con hechos y resultados. He sentido mucha más responsabilidad pues es sabido que la historia se marca por grandes bloques donde los hombres son protagonistas, cabezas de “la escena”, cualquiera que sea. Creo que se espera mucho de una mujer al momento de ejecutar, de mostrar su trabajo, y claro, también para poder vivir y comer de esta pasión. He descubierto que es un trayecto lleno de experiencias, donde unidos nos vamos ayudando entre todas y todos para hacerlo posible.

3. ¿Cómo terminaste siento la frontwoman de Pólvora?

Confieso que aún me cuesta trabajo asumir el término “frontwoman”. Pólvora inició en el 2014 con Christian Márquez y Eliot Castro, después de varios años y formatos para tocar a dúo y trío decidieron llamar a músicos que se fueron sumando para grabar el primer disco, Lázaro. Un dato curioso es que yo entré por audición; se realizó una convocatoria que tomó en cuenta la mejor vibra, ideas para el proyecto y aporte musical. Cuando en noviembre del año pasado surgió la nueva alineación, fue un noticia muy emocionante. Volvería a tener una banda y con una propuesta cuyo enfoque me representa; un juego de folklore mexicano con géneros del mundo que nos invita a hacer reacción de conciencia. “Ustedes son la chispa… nosotros somos Pólvora”.

Montserrat Muñoz
Foto: Pólvora

4. ¿Qué implica ser la única mujer en la banda?

Ser la única mujer de un grupo, en mi caso, implica paciencia y valor. Paciencia porque a veces quisiera manejar el calendario a conveniencia para no ensayar, grabar o presentarnos en ciertos días de mi ciclo menstrual (espero lo comprendan) jaja. Y valor, pues se requiere de mucho coraje para aferrarse a la música, para preguntar sobre dudas o pedir consejos al tomar la voz como instrumento o un instrumento como voz (clarinete y percusión menor). Es un arriesgue donde he aprendido a explorar las posibilidades del acierto, de la prueba y del error. 

También destaco que estimo mucho a mis compañeros, quienes a la vez son mis maestros: Christian Márquez en la jarana y coros, Eliot Castro en la percusión y coros; Sigueharu Morimoto en la guitarra; Javier Trocino en el bajo; Miky Ivre en el saxofón y Angel Tapia en la tuba y trompeta. Mención especial para Karla Gudiño quien es nuestra representante y parte del equipo. Es un hecho visible que soy la única chica en esta banda. Es un hecho sensible que todos somos elementos de la agrupación.

5. Relátanos tu mejor y peor recuerdo con tus compañeros de banda. 

Nuestro primer viaje fue a Hidalgo donde tomamos fotos para el arte del disco. Necesitábamos un espacio amplio que remitiera a la esencia del campo mexicano y encontramos un acueducto con vías de tren. Recuerdo en particular el atardecer, donde acomodados todos para la foto practicamos “dar las gracias” cara al sol ante un público ficticio. A partir de ahí no han parado las risas, los chistes locales, las anécdotas que le van dando sentido a este encuentro, vivencias que después serán canciones.

Y como la memoria es dinámica, el peor recuerdo es el que he generado de mí después de tocar. Esa voz interna que actúa como censor, como juez severo del pasado; “desafinaste” “pudiste haber hecho”, “mejor hubieras dicho”… pruebas de que nadie es más duro que uno mismo. A pesar de sentir miedo o inseguridad en ocasiones, me gusta pensar que soy como las flores que crecen a la vista de todos.

6. ¿Cuáles son los máximos sueños para tu carrera musical?

Todo mundo tiene un sueño, se sabe. Mi máxima aspiración es que alguien pudiera inspirarse a través de la música para perseguir sus sueños, y que no tengan que pasar diez años para ello. Mucho tiempo estuve ocupada en realizar las visiones artísticas y musicales de otras personas, hoy siento que es mi momento. 

Me gustaría tocar con Pólvora en todos los continentes pues hasta en el último rincón del mundo hay mexicanos, sé que podríamos llevar esta locura a ellos y acercarlos a casa. Sería un gran logro tocar en fiestas patronales y ferias de pueblo, bailar más y zapatear también, poder hacer algunos párrafos de historia en la música de este país. Nuestros conciertos los disfrutan prácticamente todas las generaciones y un sueño ya cumplido es pensar que, si mis abuelos aún vivieran, les gustaría nuestra música.

Montserrat Muñoz
Foto: Pólvora

7. ¿Qué le recomendarías a otras mujeres jóvenes que comienzan a involucrarse en el medio?

“Voy derecho no me quito, si me pegan me desquito”. Un dicho poderoso que refleja la dirección que debemos llevar para este proceso social que vivimos. Las mujeres ganamos más unidad, más poder, más espacios, sin embargo hay que exigir MÁS. Porque se nos debe mucho. 

Hazlo, atrévete, vive, ama, entrégate, dedícate, sacrifica, invierte, comparte, ríe, lucha.

8. Por último, haznos tu top 5 de cantantes mexicanas: 

Haré mención de cinco mujeres de la escena musical independiente que admiro en demasía por su calidad vocal y lírica: Zaira Franco y su disco “Tumbalá” donde musicaliza poemas de Jaime Sabines y Octavio Paz. Marisa NAINA, una potente contralto con su más reciente producción “Hagua”. Leticia Servín, madre y luchadora inagotable que compone con un sentimiento único. Amanda Tovalín que viaja con un violín entre crónicas musicales. Y por último, Laura de Ita en “Las Luz y Fuerza” con su humor irreverente y cumbia sabrosa además de estilo único. Todas son mujeres que debemos conocer por elevar la música contemporánea de nuestro país. 

Si quieren conocer el trabajo de Montserrat en vivo,Pólvora se presentará este 28 de septiembre en el Hilvana:

Pueden seguirla en:

Facebook

Instagram

Twitter


También te invitamos a conocer este podcast de música electrónica.