Tiene funciones medicinales, recreativas y mantiene una aún más satanizada: la de afrodisíaco. 

Desde que las mujeres fumamos cannabis, trabajamos por conquistar el espacio público, abandonar el límite geográfico del hogar, redefinir las fronteras de nuestro cuerpo y su sexualidad nos posicionamos en un territorio de guerra contra la sociedad patriarcal.

Fuente: Pexels

Apoderarnos y empoderarnos sobre nuestro cuerpo siempre será un acto de valor, fumando cannabis como afrodisíaco palpamos las curvas de nuestro cuerpo  y aprendemos del placer de cada una de sus líneas, para así después solicitar a nuestros amantes la cobertura total de nuestra necesidades sexuales, porque las mujeres no somos solo penetración, somos la planicie de la piel y el juego del amor siempre será la antesala de nuestros orgasmo. 

Sexo tántrico y afrodisíaco verde

Nuestro orgasmo, que es fuente de vida y felicidad, resuena al mismo ritmo que la vibración divina, nos dice el sexo tántrico. “Excitarse sexualmente y fumar marihuana producen efectos muy parecidos: aumenta nuestro ritmo cardíaco, así como nuestra sensibilidad, hay cambios en el flujo sanguíneo y además nos relaja. Ello se debe a que el THC activa neuroreceptores en nuestro cerebro de la misma manera que lo hace el sexo, accediendo a un estado de conciencia más elevado”. En el siguiente video puedes conocer más sobre el sexo tántrico.

https://www.youtube.com/watch?v=6VwCRDjyQnc

“El sistema indio de medicina Ayurvédica y Unani Tibbi han utilizado la marihuana para aumentar el libido, tratar la impotencia masculina y otras enfermedades. El sexo tántrico también incluye el uso de cannabis dentro de sus rituales meditativos, los cuales datan del 700 a.C.”


Yash Lucid

Si ya eres fumadora seguro has experimentado de la belleza de consumir este afrodisíaco antes de tener relaciones sexuales con tu pareja. Desde mi experiencia, recomendaría no fumar demasiada marihuana y buscar alguna sativa ligera, fumar antes del juego sexual y dejarse llevar. Recuerda que menos es más, por lo que si fumas demasiado en parejas masculinas puedes causar falta de erección y en ambos géneros puede darse una pacheca intensa y falta de concentración. ¡Todo con medida!

¿Peligrosas?

¿Por qué la combinación de THC y sexo placentero nos hace peligrosas? Por la simple razón de que para el patriarcado nuestros cuerpos son para procrear y no para disfrutar; los cuerpos son para el trabajo doméstico, no para perder el tiempo fumando; los cuerpos femeninos son para cubrirse, porque sino podemos ser violadas. ¡No más!

Fuente: Pexels

No se pierdan nuestra próxima nota sobre lubricante. Y no se olviden de compartirnos sus experiencias, dudas y comentarios.