Toda mi vida me han dicho que las relaciones de amistad entre mujeres son difíciles porque, como los gatos, somos egoístas y traicioneras; que es imposible ser amiga de otra mujer porque actuamos como hipócritas, manipuladoras, falsas y dramáticas. Hasta la fecha escucho y leo a mujeres orgullosas de sólo llevarse bien con hombres. Por suerte, nunca fue mi caso.  La mayoría de mis amistades cercanas han sido mujeres toda mi vida.

Toei Animation

Pienso en cómo se representa la amistad entre mujeres en los medios, sobre todo en series de drama adolescente, y resulta que no sólo las mujeres, sino todos son pésimos amigos. Son relaciones sin confrontación, sin escucha, sin acompañamiento y sin amor. Hasta cierto punto es entendible. De adolescente yo fui muy egoísta, ensimismada e ignoraba deliberadamente mi necesidad humana, y la de los demás, de amor y compañía.

Esas necesidades están presentes en los programas de televisión; entre la inhumana ingesta de drogas y alcohol, y las insostenibles situaciones en las que meten a los protagonistas, siempre llega el momento en el que la falta de amor y cariño les explota en la cara y… no pasa nada.  

Diario de una gorda

En el 2013, el canal británico E4 empezó a transmitir la primera temporada de My Mad Fat Diary, una hermosa serie de drama adolescente basada en el libro My Mad Fat Teenage Diary que, por mucho, es mejor que Skins. Sí, sorry.

Tiger Aspect Productions

La protagonista es Rae Earl, una niña obesa de 17 años con las hormonas al tope. La narración sigue las entradas de su diario a partir de que regresa a casa con su madre, luego de pasar 4 meses internada en una clínica psiquiátrica por autolesionarse. Rae es una chica sarcástica, carismática y divertida que trata de retomar su adolescencia y sobrevivir a la gordofobia (interna y externa) que atraviesa todos los aspectos de su vida

Tiger Aspect Productions

A su regreso, Rae se reencuentra con su mejor amiga de la infancia, Chloe, y conoce a su nuevo grupo de amigos. Rae se integra al grupo y crea una amistad muy estrecha con todos, incluso tiene una relación estable con uno de los chicos. 

Tiger Aspect Productions

Amigas y rivales, en mundos desiguales…

A pesar de experiementar varias decepciones amorosas, del acoso sistemático que sufre por su peso, la terapia semanal y la pésima relación que tiene con su mamá, lo más caótico en la vida de Rae es su amistad con Chloe.

Tiger Aspect Productions

Chloe Gemmel es todo lo que Rae no: delgada, atractiva y lenta con el humor. Chloe, como Rae, está obsesionada con gustarle a los chicos, es egoísta y ensimismada. La mayor parte de la serie, la dinámica de su amistad se basa en remarcar sus diferencias y en hacer sentir mal a la otra por lo que no es y por lo que no tiene.

Entonces, si son traicioneras y egoístas ¿cuál es mi mame con su relación? Pues que en esta amistad entre dos mujeres adolescentes sí hay reflexión y confrontación constante consigo mismas y entre ellas, hasta el punto en el que su amistad les salva la vida, literalmente.

Tiger Aspect Productions

Hay una escena de dos niñas corriendo en un campo de flores. Ríen, corren y se llaman. Una cae y la otra le tiende la mano para que se levante. Se va a negros.

Las dos están asustadas y solas a causa de sus cuerpos. Rae odia tanto el suyo, y a sí misma, que no logra entender que existe gente que la ame; Chloe, por su parte, cree que lo único que puede ofrecer a los demás es su belleza física. Esto las lleva a pelear y reconciliarse de formas cada vez más profundas, pero también a ponerse en situaciones más peligrosas. Llegan al quiebre cuando Chloe desaparece.

Para no hacerles el spoiler, Rae encuentra a Chloe en un estado gravísimo y en una situación de secuestro en la que ambas corren peligro. Decide a ir por ella después de haberse confrontado a sí misma y de entender que, tanto ella como Chloe, están tratando de sobrevivir al mundo, como mejor pueden. Asume sus responsabilidades en los quiebres que ha tenido su amistad y reconoce los esfuerzos de Chloe por mantenerla y cuidarla.

Tiger Aspect Productions

Hay dos niñas corriendo en un campo de flores. Ríen, corren y se llaman. Una, la castaña, está en el piso con la rodilla raspada. Su amiga rubia la ayuda a levantarse y juntas, tomadas de la mano, siguen corriendo.

Tiger Aspect Productions

Hay dos adolescentes en el cuarto de una casa que no es de ninguna. Una, la rubia, está tendida en la cama, golpeada y llorando. Su amiga castaña la ayuda a levantarse y juntas, tomadas de la mano, salen de ese lugar.

Somos todas un reflejo de la otra

La amistad de Rae y Chloe es magnífica porque es real. Claro que odiamos y envidiamos a nuestras amigas, que las creemos tontas, egoístas e hipócritas hasta que entendemos que somos lo mismo: mujeres tratando de sobrevivir con lo que tenemos en un mundo que siempre está tratando de matarnos.

Chloe es todo lo que Rae no, y viceversa. Al observar a Chloe, Rae ve lo que no tiene, lo que no siente y lo que no es, pero también lo que sí y Chloe, no. Cuando decidimos dejar de ver a la otra como competencia y la percibimos como el reflejo de lo que compartimos y necesitamos, podemos crear lazos y redes entre nosotras que, de manera inevitable, van a ser mucho más que amistad y cariño.

Si algo he aprendido de tantas amigas, incluso de las que ya no tengo a mi lado, es que la empatía es lo más bello y doloroso de la amistad.  Desarrollarla es uno de los procesos más fuertes por los que hemos pasado en Oleaje. Más allá de “ponernos en los zapatos de la otra”, implicó reconocernos en un grupo de mujeres, muchas desconocidas, en quienes elegimos confiar y prometimos dar apoyo total. Pasamos de ser amigas y compañeras de la universidad, conocidas, a ser las amigas más íntimas que tenemos. En un mundo que constantemente está tratando de matarnos, politizar nuestras relaciones con otras mujeres desde el amor no sólo es revolucionario, sino vital para nosotras. Edda Gaviola lo explica muy bien en Apuntes sobre la amistad política entre mujeres:

Un elemento central en la construcción de la amistad política es el despojo de la animadversión a la otra, de las envidias y de las rivalidades, y el mantener presente que es necesario trabajarlas, desmenuzarlas y estar atentas, para que no vuelvan a aparecer como parte del mandato histórico de la enemistad entre mujeres y la misoginia internalizada.

Elegir ver a otras mujeres como personas y no como competencia es la única forma en la que nos podemos reír, consolar y confrontar.

Las mujeres, como los gatos [y los perros], somos las mejores compañeras que hay.

Tiger Aspect Productions

Les dejamos aquí el primer capítulo de la serie con subtítulos para que se avienten el maratón con sus amigas.