Me educaron para buscar el amor, no para ser temeraria. Yo debía ser una mujer recatada, cuya principal meta fuera encontrar un príncipe azul, para casarse, ser un ángel del hogar, tener hijos y luego nietos… Casi 24 años de preparación para todo esto (con películas de Disney como principal referencia).

Y no es de a gratis, bien lo dice en Las mujeres ya no sufren por amor, la teórica Coral Herrera:

El amor sirve para que las mujeres, movidas por la pasión amorosa, interioricemos los valores del patriarcado, obedezcamos los mandatos de género y cumplamos con nuestros roles de mujer tradicional, moderna y posmoderna a la vez.

Si bien hoy en día se han intentado modificar esos patrones, siempre predomina la idea de que las damas sólo buscamos enamorarnos; o bien, que nuestras aventuras no estarán completas si no tenemos un compañero varón heterosexual (cis) desde un inicio. Además es casi ley que este sujeto termine siendo aquello que buscábamos (y necesitábamos), pero que no sabíamos que queríamos. Así de confuso y forzado es el asunto.

Fuente: Wapa

¿De verdad debe ser así? No. Podemos ser fuertes, temerarias y el amor romántico no debe ser nuestra prioridad. Acá te comparto unas historias en donde las protagonistas trabajan en otras metas que no parten de un ideal amoroso. Y si aparece un hombrecillo por ahí, no es esencial en la narración; incluso, se podría quitar la interacción amorosa y la historia funcionaría.

Jugando con el destino (2002)

Jugando con el destino (Bend it like Beckham o Quiero ser como Beckham) es una película británica dirigida por la cineasta Gurinder Chadha. Está basada en un guión que ella co-escribió junto con Paul Mayeda Berges y Guljit Bindra

La película nos cuenta la historia de Jess (Parminder Nagra), una chica de 18 años, de origen hindú, que vive en Inglaterra. Sus padres quieren que sea una convencional mujer india, con un buen marido al que adorar y servir, y con una carrera universitaria. La realidad es que ella desea algo más: el fútbol es su pasión y quiere dedicarse a ese deporte. Jess se arriesga, se enfrenta a sus padres y a su cultura con tal de realizar sus sueños. Por otra parte, no hay un vato ideal que la ayude, sólo es ella luchando por su felicidad acompañada de una gran amiga: Jules.

Las preguntas a lo largo de la trama son: ¿logrará cumplir sus sueños? ¿Qué pasará con sus padres? ¿Qué tan difícil es salirse de la norma? Te recomiendo ampliamente que la veas. Aquí está el trailer:

https://www.youtube.com/watch?v=2roBFPpW7u8

Aunque el filme es emocionante, conmovedor y fuera de lo común, tiene un gran detalle: el título. Este hace referencia al futbolista inglés David Beckham y su habilidad para anotar tiros libres curvandos (bending en inglés); lo que nos invita a reflexionar en la importancia de referentes femeninos para las futuras generaciones.

Aquí encontrarás una nota de Oleaje sobre el fútbol y la importancia para las niñas.

Fuente: Sport

Una mujer sin filtro (2018)

Un buen film mexicano que se estrenó el 12 de enero de 2018. Es una adaptación de una película chilena titulada No filter; fue dirigida por Luis Eduardo Reyes.

A lo largo de la cinta vemos la transformación de Paz (Fernanda Castillo). Ella es una mujer en plena adultez que parece tener un buen empleo en publicidad, un “lindo” esposo artista y una mejor amiga. No obstante, ella sabe que en realidad no es feliz. Paz no puede levantar la voz y expresar lo que siente, está ahogada en sí misma, ¿cómo puede salir de esta situación? ¿Qué le hace falta? Conocerse, explorarse, salir de su zona de confort y mucho autocuidado y amor propio.

Paz necesitaba encontrar el amor, pero no el romántico.
Fuente: http://www.youtube.com

El verdadero mal que tiene Paz es emocional, pero ella no lo sabe. La forma en la que descubre lo que le hace falta es muy divertida y fuera de lo común, en lo que respecta a las comedias mexicanas. Por si quieres saber más de la historia, acá te dejo el trailer:

https://www.youtube.com/watch?v=vajIiFMM1nE

Capitana Marvel (2019)

La película más odiada por los niños rata este año, por supuesto que entra en el top.

Dirigida por Anna Boden y Ryan Fleck, la historia nos cuenta el gran trayecto de Carol Danvers (Brie Larson) la Capitana Marvel. Mientras Carol trabaja en su entrenamiento para ser la mejor guerrera, trata de encontrarse a sí misma para descubrir quién es en realidad.

https://www.youtube.com/watch?v=-8F3GTOv4a0

Más allá de si es una buena o mala adaptación del personaje de la historieta, Capitana Marvel es fantástica porque se suma como otro referente para las niñas de hoy: es valiente, fuerte, inteligente y su traje no está hipersexualizado (sorry Gal Gadot, Scarlett Johansson, et al).

Respecto a la necesidad de un compañero para realizarse, no lo hay. Sin embargo, es posible que sí exista una historia de amor dentro del filme. Esta es, además, transgresora, porque se sale de la norma heterosexual: se trata de la relación de Carol y su amiga María. Es sólo una teoría, no hay nada explícito ni confirmado. No obstante, esta unión (amorosa o amistosa) tiene las bases necesarias para desarrollarse de manera sana: apoyo, empatía, compañerismo y respeto.

Los personajes de Capitain Marvel muestran otro tipo de amor.
Fuente: Syfy

Capitana Marvel es, les guste o no, la primera superheroína del MCU que rompe los esquemas prototipos de sus personajes femeninos, ¿por qué creen que tanto vato la sufrió? Este film no es para darles gusto a ellos, es para que nosotras nos repensemos.

Moana (2016)

Disney a veces sí hace cosas chidas. Moana es un largometraje animado dirigido por Ron Clements que se estrenó el 26 de noviembre de 2016.

El largometraje cuenta la historia de Moana Waialiki, una joven entusiasta del mar e hija única del jefe de la tribu Waialiki. Desde el inicio hasta el final, vemos que Moana es otro tipo de princesa: logra descubrir, con ayuda de la sabiduría ancestral de su abuela, el mal que afecta a su aldea y a su isla. Moana se prepara con lo esencial y sale en busca de la solución, sin miedo a nada y muy segura de sí misma.

¿Cuándo vimos a una princesa fuera de la comodidad de su palacio para salvar a otros? Ni con Elsa (Frozen), que también es muy maravillosa a su forma.

https://www.youtube.com/watch?v=lspROtOesbo

Por otra parte, la cinta está acompañada de lindas pistas musicales y paisajes idílicos. Además, el diseño de la protagonista está muy alejado de los cánones de belleza occidental: piel morena, sin una cintura mínima y un cabello rebelde y rizado. ¡Excelente opción para ver con tus hijas, sobrinas, hermanas o amigas!

Mulán (1998)

¡Uno de los clásicos más emocionantes, divertidos y bien armados de Disney! 

Mulán es una chica joven, pero muy valiente, que vive en una aldea. La están preparando para ser la esposa ideal cuando le llega la noticia de que el malvado Shun Yiu quiere conquistar China. Un hombre por familia debe ir a defender a su país. Su padre, que está enfermo acepta, pero Mulán no lo puede consentir, así que se fuga de casa con la intención de hacerse pasar por un varón y combatir en lugar de su padre. ¡Es una gran mujer temeraria!

Mulán no buscaba el amor ideal; sin embargo, sí luchó por otro tipo de amor.
Fuente: http://www.youtube.co

Mulán se enfrenta a varones repulsivos y a una sociedad que podría matarla por el simple hecho de ser mujer, pero no le importa. Ella entrena y logra ser la mejor guerrera de su equipo. Y aunque al final un joven guerrero se interesa en ella, el amor nunca es prioridad para Mulán.

¡Ideal para maratonear y cantar en fin de semana!

https://www.youtube.com/watch?v=FNZLizaAfno

¿Qué sigue para el futuro?

A lo largo de estas historias, podemos ver que otras formas de realizarnos son posibles. Necesitamos más historias en las que las mujeres tengan objetivos y los logren sin necesidad de varones cishet. Y no por querer erradicarlos —bueno, quizá a algunos sí—, sino porque la realidad es que tenemos hermanas, amigas y compañeras que nos pueden ayudar a cumplir cualquier meta. Además de la compañía más importante en nuestras vidas: nosotras mismas.

Los intentos tibios no son suficientes. La deconstrucción debe darse a un nivel macro, pero puede iniciar en lo micro, desde lo que consumimos y creamos. Así será más fácil actuar. Menciona Áurea Esquivel en su tesis La (re)construcción del cuerpo y el discurso de las heroínas a través de la hiperviolencia que

cuando se trata de presencia y representación de grupos históricamente marginados [como lo son las mujeres], los símbolos no pueden bastar; se requieren relatos corporales y afectos acuerpados desde diferentes ángulos, incluyendo sus aspectos más oscuros, porque son justamente lo marcado, lo particular, lo local, lo otro a partir del cual se determina lo universal, lo no marcado, en fin, lo masculino.

Así que cineastas, escritoras, por favor, rífense, hablen de ustedes, de sus logros y… ¡hagan más películas!

Lo personal es político. Es importante que ampliemos nuestras redes, que nos apoyemos y que reflexionemos lo que consumimos a partir del feminismo. En Oleaje intentamos hablar de series y películas de la cultura pop que pueden ser revisadas desde nuestros feminismos; esta clase de diálogos y convivencias nos permite crear y ampliar los vínculos de mujeres. ¡Anímate, reúnete con otras amigas y hagan su maratón de películas de mujeres empoderadas y temerarias! Y el siguiente paso, quizá, será pensar en otras formas de vivir el amor; ¡pero nunca más la prioridad!

Si conoces otro film que trate esta clase de temas compartelo en los comentarios. ¡Gracias!