Análisis de los estereotipos de género femeninos vertidos en los comentarios de Facebook sobre las mujeres que asistieron a la Marcha feminista del 8M 2020 en México

Planteamiento del problema

Desde el 2018 las manifestaciones feministas aumentaron considerablemente en México. Pero es durante 2019 que se afirma una oleada de manifestaciones continuas y sin freno hasta 2020, con la entrada del COVID 19. ¿Cuando las mujeres se manifestan, qué se dice de ellas? ¿Qué estereotipos de género se asignan a una mujer que asiste a una manifestación? ¿Cómo redes sociales como Facebook son un puente que perpetúa, cambia o asigna nuevos estereotipos a través de un simple comentario?

Esta investigación busca responder a las preguntas antes mencionadas. En la actualidad se habla mucho de la igualdad en derechos que tienen hombres y mujeres. Son los últimos 100 años la temporalidad donde el balance para hombres y mujeres llegó. Si es así, por qué las mujeres siguen manifestándose.

El estudio Mujer, Empresa y el Derecho 2020 del Banco Mundial, analizó las desigualdades existentes en 190 países,  a través de ocho indicadores que muestran las diferencias de derechos que existen entre hombres y mujeres.  Los indicadores de estudio abarcan, movilidad, trabajo, matrimonio, parentalidad.  El estudio reveló que “las mujeres mundialmente acceden solo a un 75% de los derechos que poseen los hombres” (Ávila, 2020) .

Ese porcentaje revela el por qué  las mujeres se siguen manifestando y exigiendo más cambios que las beneficien en las leyes.  Lo anterior se suma a las exigencias para contrarrestar la violencia de género, garantizar el acceso al aborto y la desaparición con fines de trata.

Ante tal situación las mujeres siguen manifestándose cada año durante el 8M. Día que la ONU declaró como el Día Internacional de la Mujer, en honor a las trabajadoras textiles de NuevaYork. La historia del movimiento feminista se ha trasladado a las redes sociales. La tecnología es un parte aguas en las formas de activismo actual. Facebook es la red social por excelencia para visibilizar causas y movimientos y al mismo tiempo es la puerta de un sin fin de opiniones.  “Expresar la opinión a través de las redes sociales o del ciberespacio, ha dado lugar a lo que se llama ciber-activismo, un apoyo fundamental para las manifestaciones o campañas sociales” (Hornillos, 2019) .

La puerta que abren las redes sociales es para todos. Así como los movimientos sociales feministas son  expuestos, narrados y subidos a la red a través del live, video, story y fotografía. También las y los otros pueden exponer sus opiniones, críticas, pensamientos e ideas sobre lo que quieran. Así es como el activismo social es criticado.

¿Qué encierran esas opiniones? y ¿cómo se configura un estereotipo de género a través de ellas?  “La influencia de miembros de la familia, compañeros y los medios de comunicación convergen hasta impactar en la autoconcepción de los jóvenes” (Lieper & Friedman, citado en U. O., A. C., & V. R, 2016). Las redes sociales y en especial Facebook se posicionan como esa nueva zona que impacta en esa autoconcepción.

“El género es una construcción social que emerge de un proceso de aprendizaje continuo relacionado con comportamientos, percepciones y expectativas que definen lo que supone ser una mujer  o un hombre. Los roles de género no son simplemente categorías descriptivas o explicativas”
(López-Sáez, Morales, & Lis – bona, citado en U. O., A. C., & V. R, 2016) .

Las movilizaciones feministas durante los últimos años no han parado, son un fenómeno de estudio relevante para las ciencias sociales, fenómeno donde las redes sociales y sus nuevas formas de comunicación interfieren directamente.

Evidenciar los estereotipos de género nos permitirá evolucionar y garantizar los derechos de hombres y mujeres. “El derecho internacional de los derechos humanos asigna a los Estados la obligación de eliminar la discriminación contra hombres y mujeres en todos los ámbitos de la vida. Esta obligación exige que los Estados adopten medidas para abordar los estereotipos de género, tanto en la esfera pública como en la privada, así como para evitar la utilización de dichos estereotipos” (Ávila, 2020).

Objetivos de la investigación

Generales

Estudiar desde el análisis del discurso la consolidación de estereotipos específicos en contra de las mujeres manifestantes.

Específicos

Analizar los nuevos estereotipos de género asignados a las mujeres mexicanas contemporáneas.

Reconocer los estereotipos de género fundacionales asignados a las mujeres.

Identificar los estereotipos de género que hombres asignan  las mujeres.

Identificar los estereotipos de género que mujeres asignan a otras mujeres.

Conocer los comportamientos socialmente aceptables en una mujer manifestante.

Conocer los comportamientos inaceptables socialmente en una mujer manifestante.

Visibilizar los estereotipos de género que rompen las manifestantes.

Marco teórico

Para conocer los estereotipos que la sociedad Mexicana impone a través de sus comentarios en Facebook recurriremos a la teoría del análisis del discurso. También indagaremos en aquellos que comentan y aquellos en los que recaen los estereotipos. Ya que como dice Haida (citado en Karam, 2005), “el análisis del discurso implica un análisis del sujeto para desvelar las prácticas socio-históricas, culturales y políticas que en operan en la sociedades desigualitarias y asimétricas”.

Por lo anterior utilizaremos los conceptos de hábitus y representaciones que se inscriben en a la teoría de la violencia simbólica dePierre Bourdieu.  Ya que los estereotipos de género se inscriben en los cuerpos femeninos no desde ellas mismas, sino desde lo masculino o los agentes de los masculino. Lo cual es una forma de violencia simbólica a través de un proceso comunicativo.

Análisis del discurso

Entenderemos el análisis del discurso desde una óptica materialista. “Pecheux y Robin, entienden al discurso como una práctica social vinculada a sus condiciones sociales de producción, y a su marco de producción institucional, ideológica cultural e histórico-coyuntural. Pecheux piensa que el sujeto-emitente no está en el origen del significado del discurso sino que está determinado por las posiciones ideológicas puestas en juego en los procesos sociales en los que se producen las palabras” (Pecheux y Robin, citado en Karam, 2005) . 

Queremos hacer un análisis más ideológico y político de nuestro de estudio, de todos esos seres que vierten sus comentarios a través de una red social como Facebook. Por ello es importante conocer el contexto social en que se inscribe el discurso y sus mecanismos de reproducción. Específicamente recurriremos al llamado “Análisis del Discurso Político (ADP) que tiene como interés fundamental el analizar el discurso, no por el discurso mismo, sino por la ideología que se entiende desde esta perspectiva como la movilización del sentido al servicio de las relaciones disimétricas del poder” (Karam, 2005).

Violencia simbólica, hábitus y percepciones

“Producto de la historia, el hábitus es lo social incorporado —estructura estructurada—, que se ha encarnado de manera duradera en el cuerpo, como una segunda naturaleza, naturaleza socialmente constituida. El hábitus no es propiamente «un estado del alma», es un «estado del cuerpo», es un estado especial que adoptan las condiciones objetivas incorporadas y convertidas así en disposiciones duraderas, maneras duraderas de mantenerse y de moverse, de hablar, de caminar, de pensar y de sentir que se presentan con todas las apariencias de la naturaleza” (Gutiérrez, 2004).

Es en ese hábitus donde se organizan las prácticas sociales. Una de esas prácticas son las percepciones de las prácticas de los otros. En este caso el otro son las mujeres que asisten a la marcha del 8M en México. Lo cual implicaría analizar el pasado que ha formado ese hábitus actual de estereotipos, es decir, para conocer los estereotipos actuales habrá que conocer las condiciones objetivas en que se configuraron los estereotipos fundacionales de las mujeres.

La teoría de Bordiu nos ayudaría a visibilizar las condiciones sociales en que se genera ese hábitus. “Decir que el hábitus es interiorización de la exterioridad, implica suponer que esa interiorización comprende también la incorporación de las relaciones de dominación-dependencia en las que se encuentran posicionados diferencialmente los agentes sociales, es decir, la incorporación de ese poder que es constitutivo de la sociedad” (Gutiérrez, 2004).

“Hábitus es estructura estructurante, principio a partir del cual el agente construye sus prácticas y sus representaciones del mundo, de las cosas del mundo, de lo que está bien y de lo que está mal, de lo posible y de lo imposible, de lo pensable y de lo no-pensable. (Gutiérrez, 2004)

Es en el hábitus, en lo tenebroso y oscuro de ese sitio donde se unifica la violencia simbólica, la cual  “es producida en todos los ámbitos de producción simbólica. Así, en el orden de las prácticas culturales, muestra Bourdieu, la cultura dominante, haciéndose reconocer como universal, legitima los intereses del grupo dominante, forzando a las otras culturas a definirse negativamente por relación a ella” (Gutiérrez, 2004).

Fundamento teórico

¿Cuáles son los estereotipos de lo que es típicamente masculino o típicamente femenino? ¿Y cómo esa determinación es una forma de violencia simbólica?

Para desentrañar lo anterior es necesario estudiar a fondo a los sujetos que intervienen en el proceso del discurso. Las reflexiones y el análisis que hagamos sobre el discurso vertido en los comentarios de los posteos de Facebook, mostrará los procesos comunicativos que se dan entre nuestro sujeto y objeto de estudio.

Las prácticas socio-históricas, culturales y políticas del patriarcado, donde todos somos agentes sin excepción, marcan el camino de la relación desigual entre hombres y mujeres.  “Por ejemplo el hombre al igual que la mujer es un producto social, una construcción simbólica de lo que debe ser un hombre” (Argüello, 2012).

Los hombres al igual que las mujeres han sido determinados para ciertos roles de género. Pero es en los hombres donde se encarna el ejercicio de poder sobre las  mujeres. Apropiándose del espacio público los hombres determinan los roles sociales que las mujeres deben contener. “Ser un hombre es, de entrada, hallarse en una posición que implica poder” (Bourdieu, citado en Argüello, 2012).

Las mujeres delegadas al espacio privado han sido las mayores receptoras de la violencia simbólica ejercida por el patriarcado. Delimitadas por sus genitales y sometidas por su supuesta inferioridad física y mental. En la Historia de la sexualidad, Foucault afirma que “los mecanismo generales, profundos  y sutiles del ejercicio del poder, están basados en la discriminación, donde la violencia de género es central en la reproducción del sistema” (Foucault, citado en Argüello, 2012).

Para preparar el camino hacia nuestro análisis del discurso será necesario conocer el contexto social en que se inscribe el discurso. Si las mujeres tienen su lugar en el ambiente privado ¿qué hacen manifestándose en el espacio publico? Lo cual abarcaría referirnos a la historia de las diferentes olas del feminismo, en ese contexto social encontraríamos los estereotipos fundacionales de lo femenino respecto a las mujeres que tomen el espacio público a través de la protesta política.

Estos estereotipos en muchos de los casos y debido a la batuta del poder han sido inscritos por el hombre y por cualquier otro agente del patriarcado. El Análisis del Discurso Político, será la forma en que entendamos cómo el discurso de esos comentarios se plasma en la ideología dominante (el patriarcado), ideología al servicio de las relaciones desiguales y asimétricas del poder.

Al analizar el discurso desde su vertiente Fouconiana y materialista buscamos percibir el hábitus, ese patriarcado social incorporado. Patriarcado que es estructura-estructurada, encarnado en el cuerpo de las mujeres, determinado como naturaleza, una naturaleza socialmente constituida. En ese hábitus, los estereotipos son las condiciones objetivas que a través del lenguaje se convierten en disposiciones duraderas. Son la forma y la norma.

Las prácticas sociales implican las percepciones de las prácticas de los otros.  Por ello, a través del discurso de las personas que comentan observaremos la percepción actual que se tiene de la mujer que toma el espacio público. Una mujer que sale a la calle en busca de una apropiación del poder sobre su propios cuerpos. Eso nos dará luz sobre los estereotipos actuales de las manifestantes.

En en ese habitus donde los agentes, nuestro objeto y sujeto de estudio, construyen las representaciones de lo que está bien y de lo que está mal, es donde construyen los estereotipos. 

Facebook es un rincón digital de ese hábitus patriarcal donde se unifica la violencia simbólica. Porque en Facebook ocurre una producción simbólica, lugar donde la cultura dominante quiere ejercerse como universal. Es una zona donde se busca legitimar los intereses del grupo dominante forzando a los otros discursos a ser definidos como negativos.  Las identidades que se generan a través del género dictan comportamientos para los individuos. No siempre esos comportamientos establecidos permiten el libre desarrollo, por el contrario introducen limitaciones y una fuerte necesidad de adaptación a patrones.

Metodología empleada

Para cumplir con los objetivos generales y específicos de la presente investigación, y dar respuesta las preguntas que nos hemos planteado a lo largo del protocolo recurriremos en primer instancia a una investigación histórica.

Investigación Histórica

Buscamos recurrir al sujeto histórico que representan las mujeres en la toma del espacio público. La investigación mostrará las diferentes olas del feminismo con el fin de identificar en este discurso los estereotipos fundacionales de las mujeres. 

Análisis del discurso

“Una de las formas más convencionales y a la vez didácticas de trabajar el análisis del discurso es mediante modelos. Identificar algún modelo y atravesar por él algún texto para obtener una determinada información o visión específica sobre sus componentes” (Karam, 2005).

A través de material de archivo se localizara una nota periodística que refleje el pensamiento de los medios de comunicación tradicionales de ese tiempo. Una nota periodística que refleje el discurso social predominante de ese momento histórico, de la cual analizaremos su discurso.

Nos centraremos en los años 50 y en especial en el siguiente periodo.  En México “1947 se reconocieron los derechos ciudadanos de las mujeres en el nivel municipal, pero no en el estatal ni en el federal; éstos se establecieron hasta 1953, al iniciarse el periodo presidencial de Adolfo Ruiz Cortines. Para entonces, el sufragio femenino se había convertido en un símbolo de la imagen de modernidad política que el régimen intentaba proyectar y había dejado de ser una reivindicación política sostenida por una movilización política femenina amplia. En este momento, la reivindicación sufragista fue levantada por la Alianza de Mujeres de México, creada apenas en 1952 y presidida por Amalia Castillo Ledón” (Cano, 1997).

Haré una selección de materiales del periodo mencionado, a forma de un corpus que me permita cumplir con los objetivos de la investigación. 

La nota aún está pendiente de buscarse por el tema de COVID 19

Facebook

La toma del espacio público por parte de las mujeres se ha reseteado en una nueva ola donde las redes sociales han permitido dar pauta al ciberactivismo. Se analizará el discurso de un post de Facebook, descargando los comentarios y colocándolos en la siguiente tabla que busca desmenuzarlos y detectar formas del lenguaje, imágenes, metáforas y realidades en torno a las mujeres. Lo cual nos permitirá detectar los estereotipos actuales de las mujeres.

Análizaremos el siguiente post de Faebook: https://www.facebook.com/pajaropolitico/posts/3360772993951271

De igual forma que con la nota periodísticas buscaremos entablar análisis del discurso a través de modelos. “El primer núcleo está por la identificación y análisis de los siguientes componentes: la identificación del objeto discursivo, sus funciones discursivas, los aparatos desde los cuales el discurso es vehiculado; Los sujetos colectivos que participan en la producción; la macro operaciones discursivas (demostración, argumentación, narración y descripción), el tipo de significante (escrito, oral), el grado de formalidad / informalidad” (Karam, 2005).


Cronograma de actividades

Trabajaremos a partir de la siguiente tabla.

Bibliografía

Argüello, M. G. (2012). La identidad de género: Masculino versus femenino [PDF]. México: Universidad Nacional Autónoma de México. (Fecha de consulta 10 de septiembre de 2020) Disponible en https://idus.us.es/bitstream/handle/11441/34671/Pages from LIBRO ACTAS I CONGRESO COMUNICACIÓN Y GÉNERO-4.pdf?sequence=1&isAllowed=y

G. C. (1997). Más de un siglo de feminismo en México [PDF]. CIEG. (Fecha de consulta 11 de septiembre de 2020) Disponible en http://debatefeminista.cieg.unam.mx/df_ojs/index.php/debate_feminista/article/view/353/292

Gutiérrez, A. B. (2004). Poder, hábitus y representaciones: Recorrido por el concepto de violencia simbólica en Pierre Bourdieu [PDF]. Argentina: Revista Complutense de Educación. (Fecha de consulta 9 de septiembre de 2020) Disponible en file:///C:/Users/O31316/Downloads/17200-Texto del artículo-17276-1-10-20110602.PDF

Hornillos, P. C. (2019, July). Activismo #8M y #NIUNAMENOS [PDF]. Segovia: Universidad de Valladolid. (Fecha de consulta 7 de septiembre de 2020) Disponible en http://uvadoc.uva.es/bitstream/handle/10324/37382/TFG-N. 1192.pdf?sequence=1&isAllowed=y

O., L. Á. (2020, May 08). Las mujeres acceden solo al 75% de los derechos que tienen los hombres. Retrieved September 12, 2020, from https://www.latercera.com/paula/las-mujeres-acceden-solo-al-75-los-derechos-tienen-los-hombres/

T. K. (2005). Una introducción al estudio del discurso y al análisis del discurso [PDF]. Global Media Journal. (Fecha de consulta 9 de septiembre de 2020) Disponible en https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=68720305U. O., A. C., & V. R. (2016, July 01).

U. O., A. C., & V. R. (2016, July 01) Estereotipos de género 2.0: Auto-representaciones de adolescentes en Facebook [PDF]. España: Revista Comunicar. (Fecha de consulta 7 de septiembre de 2020) Disponible en file:///C:/Users/O31316/Downloads/10.3916_C48-2016-08 (2).pdf

Anexos

Gestores de referencia

Motores de búsqueda

Bibliotecas digitales

Licencia Creative Commons

Estefanía Millán

Licencia

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *