¿Cataluña feminista?: una mexicana en medio de la independencia

Conocí a Lucero Rivera cuando ella terminaba la Maestría en Letras en la UNAM. Tiempo después, por razones personales, tuvo que migrar a Barcelona, ciudad en la que se ha vinculado con feministas descoloniales. Desde su perspectiva como mujer migrante latinoamericana nos comparte sus apuntes en torno al movimiento independentista en Cataluña y el feminismo desde la periferia.

La otras luchas

Llegué a Barcelona el 20 de octubre de 2017. Ahora, finalizando 2019, mi preocupación más importante es el sentimiento de segregación y diferencia que se está generando en las calles. ¿Qué significa ser catalán? ¿Por qué esta identidad debe definirnos y separarnos tan rotundamente?

Lo anterior por un lado, pero por el otro, me preocupa que con todo lo que genera mediática, política y socialmente todo el procés [proceso soberanista de Cataluña de 2012-2019, conocido coloquialmente como el procés catalán] y el independentismo, se da vuelta la cara ante movimientos que están naciendo desde las preocupaciones más urgentes de muchos sectores de la sociedad. Por ejemplo, hace unas semanas, la Marea Pensionista hizo toda una caminata hasta Madrid para seguir luchando por las defensas de las pensiones públicas, casi en su totalidad, personas mayores, abuelos y abuelas preocupadas por el futuro que nos espera.

Cataluña y el feminismo

En este aspecto me es difícil definir el papel que han tenido las feministas, ya que tendría que preguntarme qué feministas y qué feminismo. Sé que hay mucha presencia de compañeras catalanas que han conformado grupos de reflexión para pensar en una república feminista, pero sinceramente no me he acercado mucho porque, desde mi colectiva hemos vivido alguna confrontación con algunos sectores por reclamar un feminismo interseccional y con perspectiva descolonial.

Cataluña Feminismo
Foto: Joana Bregolat

También hay en Barcelona muchos colectivos muy potentes que intentan frenar los desahucios, porque la gentrificación que existe aquí es brutal, sumado al turismo y la expansión de Airbnb, que han provocado un incremento en los precios de alquiler, imposibles para una familia que vive de un sueldo mínimo o que directamente están sin trabajo. Todo ello, todas estas desigualdades, es campo de cultivo para el auge de la ultraderecha, de Vox aquí en España, lo cual, es sumamente preocupante, sobre todo tras las otras nuevas elecciones (10 de noviembre). 

Quizá, quien quiera conocer la postura de las feministas catalanas, puede echar un ojo a Dones per la República (y otros grupos), donde podrán leer de primera mano sus manifiestos. 

Mirada “desde afuera”

Cuando llegué a Barcelona en octubre de 2017, estaba todo el revuelo por el referéndum del 1 de octubre. La respuesta al referéndum la seguí todavía en México, porque al estar a tan poco tiempo de mudarme, tenía que estar informada. Aunque no entendía bien todo el procés, ni siquiera a qué se refería la independencia, las imágenes de las cargas policiales y la represión me indignaron.

Ya estando aquí, los medios de comunicación no paraban, había una gran tensión y todos estábamos a la expectativa de qué iba hacer el Gobierno de Cataluña. En esos momentos creo que mi perspectiva estaba muy sesgada, porque no tenía más contexto de lo que los medios bombardeaban.

Ahora, con el tiempo, he formado otro criterio que también está mediado por ser una “persona de fuera”, no catalana. Mis nexos más sólidos los he establecido con personas que no confluyen con el independentismo; aun asumiéndose como catalanes o que no se reconocen como tal “de origen”; ya sea porque provienen de otros territorios de España, porque son migrantes o porque aunque han nacido aquí, son lo que se dice “charnegos/as” (hijos de personas migrantes dentro de España).

Cataluña y los movimientos populares

La situación en Cataluña tiene muchos matices. Entendiendo que dentro de Cataluña hay muchas Cataluñas: la obrera, la burguesa, la del turismo, la de migración, la urbana, etcétera; un resumen muy cuadrado de todo esto es que Cataluña, históricamente, se ha sentido distanciada del Gobierno central, entiéndase el de España.

Además de las diferencias culturales en un amplio sentido, lo cual,
evidentemente incluye la lengua. Desde estas tierras ha habido fuertes posicionamientos contra el franquismo, y se han gestado movimientos populares potentes. Aquí estuvo muy presente el 15M (2011), que fue una respuesta organizada de los ciudadanos ante la falsedad de la democracia; pero también para evidenciar el hartazgo hacia la clase política y los bancos que condujeron a les españoles a una crisis de la cual aún hoy se intenta salir. De este movimiento –nacional– surgió Unidas Podemos e incluso está vinculado con el #YoSoy132 en México.

De ese tiempo para acá pasaron muchas cosas. Toda esa convulsión social y política también comenzó a manifestarse en la oposición ante el Estado español. El cual, además desde aquellos primeros destellos, expresó su reticencia a aceptar la autodenominación de una nación catalana; negando con ello algunas incipientes demandas particulares del pueblo catalán.

Intereses desde el poder

Es ahí donde entran los políticos y el Govern catalán. Éstos tomaron la independencia como bandera, usándola como punto de partida de las movilizaciones y para poner bajo la alfombra todos los escándalos por corrupción contra los partidos de la derecha y la burguesía catalana.

Cataluña Feminismo
Foto: Joana Bregolat

A lo largo de estos casi 10 años –según catalanes con quienes he hablado– el mensaje se ha enfatizado; el sentimiento de catalanidad se ha arraigado aún más, conformando una identidad propia, con todos los riesgos que esto implica. Por lo tanto, el discurso también se ha orientado a la separación de España, y el rechazo a la monarquía del pueblo español que, desde su perspectiva, no los representa. 

Si en un principio se partía de diferencias culturales, económicas y sociales; ahora todo este proceso se ha convertido en una confrontación directa entre Cataluña y España. E incluso más allá, entre Independentistas y “Fachas”, porque sin importar el posicionamiento de cada persona, en determinados contextos, si no eres independentista, asumen que es porque apoyas al Gobierno español y eres un fascista, cosa que no es necesariamente así.

En estos últimos meses, la situación se ha complicado más y las manifestaciones que se han visto son la respuesta a la sentencia impuesta a los presos, finalmente, por sedición. Creo que mucha gente que vivimos en Barcelona, y las periferias cercanas, sabíamos que en cuando se dictara la sentencia habría una respuesta. La gente ha salido a tomar las calles y protestar por una condena1)El 15 de octubre, el Estado Español condenó a nueve líderes independentistas a una sentencia de 9 a 13 años en prisión. Puedes leer más aquí. que para muchxs –independentistas o no– es desproporcionada.

Discurso independentista y xenofobia

Sin embargo, quien organiza, Tsunami Democràtic junto con otros grupos, permanecen en el anonimato, poco se sabe de su ideología o de sus vinculaciones políticas. Al mismo tiempo, el president de la Generalitat, Quim Torra, continúa con actuaciones muchas veces incomprensibles y, desde mi punto de vista, contradictorias; además es conocido por algunas declaraciones xenófobas y racistas antes de ser designado –a dedo– por Puigdemont para reemplazarle en su exilio por el cual aún cobra un sueldo privilegiado a costa de quienes vivimos aquí.

En este punto quedan varias interrogantes. Se vislumbra que la independencia tiene muchos huecos y respuestas que muy poca gente ha dejado claras; quizá porque también les viene bien dejarlas así. Personalmente, me llama la atención que el perfil de la gente que se siente identificada es muy similar; y también se relaciona a un nivel socio económico. Esto deja de lado la enorme diversidad de gente que vivimos en este territorio, tal vez porque la independencia –o de la forma en la que es expuesta– no nos dice nada acerca de nuestras realidades.

Cataluña y el nacionalismo

Es innegable que hay un ambiente represivo. Todo este contexto ha marcado un parteaguas en lo que significa manifestarse en el espacio público, tomar la calle y hablar. Eso no debe ser ignorado, pero yo, como persona de fuera, que no se identifica con los sentimientos nacionalistas; como una migrante que intento vincularme con la lucha antirracista y descolonial, la independencia no me representa, ni la defensa particular de un sector político.

Creo que hay muchos derechos básicos que nos están siendo negados. Dentro de la conformación de esta República catalana, tal y como se plantea, seguimos viendo la conformación de un Estado que refuerza las fronteras y las identidades, privilegiando a unos cuantos. Porque mientras se siguen levantando banderas hay gente que está muriendo en los mares; encerrada en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs); y gente española, catalana y extranjera que vive la pobreza y el racismo en carne propia por parte de las mismas instituciones catalanas.

Feminismo descolonial

No sé qué papel deberíamos jugar exactamente, pero lo que cada día me queda más claro es que debemos ser escuchadas. Compañerxs migrantas feministas o no, con papeles y sin papeles, porque las realidades que vivimos pueden dar una perspectiva distinta de lo que significa vivir en este territorio sin ser catalana “de origen”. Porque nosotras y nuestras ancestras (de Latinoamérica, África y Asia) también han conformado este pueblo y negar esa diversidad es negar nuestra existencia y las opresiones que aún en día vivimos.



Notas al pie:

Notas al pie:
1 El 15 de octubre, el Estado Español condenó a nueve líderes independentistas a una sentencia de 9 a 13 años en prisión. Puedes leer más aquí.

Oleaje

Colectiva Oleaje es un grupo por y para mujeres cuyo principal objetivo es generar espacios para discutir y compartir ideas y experiencias con el fin de generar estrategias para combatir las violencias de género que vivimos a diario.

6 Comments

  1. quipux gad pastaza

    Vaya, ce paragraphe est fastidieux, ma sœur analice telles choses, alors je vais lui dire.

    Reply
  2. Ada Furlough

    Hi! Quick question that’s entirely off topic. Do you know how to make your site mobile friendly? My blog looks weird when viewing from my iphone. I’m trying to find a theme or plugin that might be able to correct this issue. If you have any suggestions, please share. Thank you!

    Reply
  3. hrana za kotki

    Hey! This is my first visit to your blog! We are a team of volunteers and starting a new project in a community in the same niche. Your blog provided us valuable information to work on. You have done a outstanding job!

    Reply
  4. shu

    F*ckin¦ amazing things here. I am very glad to see your post. Thank you so much and i am having a look ahead to contact you. Will you please drop me a e-mail?

    Reply
  5. zorivareworilon

    Howdy this is kinda of off topic but I was wondering if blogs use WYSIWYG editors or if you have to manually code with HTML. I’m starting a blog soon but have no coding expertise so I wanted to get guidance from someone with experience. Any help would be enormously appreciated!

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.