Cómo dar acompañamiento a esa amiga en una relación tóxica

Todas tenemos esa muy querida amiga que de pronto se sumerge en una relación tóxica. Puede ser amorosa, familiar, de trabajo o incluso amistosa con otras personas; pero siempre terminamos escuchando durante horas su dolor. Hay que hablar de acompañamiento.

En mi caso, una de mis mejores amigas, cuando iniciaba sus veintes, se involucró románticamente con un hombre de cuarenta y pico. A mi parecer, ella era maravillosa, inteligente, talentosa en su área de trabajo y muy bonita. Pero para él, eso nunca fue suficiente; ni siquiera cuando él se endeudó, perdió su trabajo y su casa. Al final, por alguna razón, mi amiga se sentía insuficiente, fea, gorda y una carga en la vida de su pareja, cuando, en realidad, era todo lo contrario.

El proceso de acompañamiento puede resultar extenuante, en especial si esa amiga no termina dicha relación tóxica (o hasta empeora en ella).

En esos momentos, es necesario preguntarnos dónde está la línea que separa el autocuidado y el apoyo emocional. No siempre tendremos el tiempo o la paciencia para escuchar el mismo relato de violencia que sufre nuestra compañera; pero esto no significa que dejemos de amarla o no queramos estar ahí para ella. ¿Qué hacer entonces?

Como siempre, cuando se trata de relaciones humanas, lo más importante es la honestidad marcada por límites claros. Aquí te dejamos algunas recomendaciones para que acompañes a tu amiga, sin que eso violente, afecte o cuestione tu feminismo.

1. Comprender lo que significa dar acompañamiento a una amiga

De acuerdo con Pilar Raffo, una psicoterapeuta especializada en atención psicológica a personas afectadas por la violencia política, el acompañamiento es:

“Estar al lado de”, brindar apoyo humano que reconforta y alivia. Es no dejar a la persona sola con el problema, sino compartir con ella el dolor que sufre. Esta acción incluye escuchar con atención, dejar hablar y permitir que el silencio tenga su lugar en aquellos problemas, situaciones y preguntas que, ante el dolor y la tristeza, resultan indecibles.

Acompañamiento psicológico y terapia psicológica, Pilar Raffo.

Debemos tener muy clara esta definición porque nos recordará lo difícil que es acompañar a alguien. Hay personas que estudian años para realizar esta tarea, en específico. La realidad es que, como simples amigas, dar acompañamiento emocional a una amiga es un reto confuso, lleno de subidas y bajadas, que puede producir frustración y dolor.

A veces pensamos que debemos ayudar a resolver los problemas de nuestras amigas. Lo cierto es que hay situaciones que se escapan por completo de nuestras posibilidades. Una cosa es que tu mejor amiga necesite $200 para acabar la quincena; y otra es que decida regresar con su ex que la lleva violentando años.

El primer dilema, haciendo esfuerzos o encontrando alternativas, podemos resolverlo. Sin embargo, el segundo de ninguna manera nos involucra ni puede ser modificado por nosotras. 

Aquí es importante remarcar un fragmento de la definición de acompañamiento: “permitir que el silencio tenga su lugar en aquellos problemas”. Esto implica que el simple hecho de escuchar es más que suficiente. ¿Por qué? De nuevo: porque involucra toda nuestra atención, cariño y empatía. Estas herramientas no son sencillas de poner en práctica, de hecho requieren muchísimo de nosotras. Debemos sentirnos satisfechas al usarlas. Sólo escuchar es suficiente. En serio.

Cuando yo escuchaba a mi amiga llorar por no ser delgada, paciente y entregada en su relación (a pesar de que se la vivía a dieta, le perdonaba todo a su pareja y su tiempo libre se lo dedicaba a él), yo intentaba no juzgarla ni hacer comentarios. A veces sólo cerraba los ojos mientras la oía en el teléfono. 

No debemos exigirnos tener las respuestas perfectas, los consejos ideales ni las soluciones mágicas. 

acompañamiento a una amiga

Por último, debemos ser honestas sobre el tipo de vida que tenemos y cuánto tiempo podemos dedicar a hacer un correcto acompañamiento a una amiga. Sin culpas ni reproches, mucho menos sin creer que la cantidad de tiempo que damos es proporcional al amor que le tenemos a nuestra amiga. Ella merece tanta atención como nosotras merecemos mantener un equilibrio en nuestras actividades diarias.

Si no podemos ofrecer acompañamiento cada vez que ella nos marca por teléfono, una alternativa es invitarle un café en un día de la semana que tengamos disponible. Ahí, podemos dejar en claro que no siempre estaremos disponibles, pero que pueden contar con nosotras. Es sano, para todas, poner límites. 

2.El feminismo pone límites

Puede llegar a pasar que el acompañamiento a nuestra amiga resulte abrumador. Quizá nos exige demasiado o compromete nuestros ideales políticos. A veces, como feministas nos preguntamos si es “correcto” apoyar a una amiga que es agresiva con otras mujeres o que protege a su pareja misógina y machista.

Desde el feminismo, lo que podemos hacer es siempre dejar en claro a nuestra amiga que la apoyaremos cuando ella tome la decisión de salir de su relación tóxica. Esto no va a ocurrir de la noche a la mañana, pero sí es una posibilidad si constantemente le recordamos estos puntos:

  • Debe ir a terapia.
  • Sus emociones son reales, pero están atrapadas en un círculo vicioso y tóxico.
  • Sentirse mal no es normal.
  • Ella es capaz de tomar decisiones.

¿Por qué es vital que siempre sugiramos la terapia? Porque marcar límites con las personas inestables emocionalmente es otra forma de amarlas. Las amigas no somos psicólogas, ni merecemos ser el bote de basura emocional de cada crisis. Nuestro papel no puede ir más allá de acompañarlas por intervalos.

Si sientes que tu amiga está en una situación que pueda poner en riesgo su vida, prepara una lista de cosas que puedes hacer por si la situación explota. Por ejemplo: tener a la mano el número de una abogada, los contactos de emergencia de su familia, un poco de dinero ahorrado, la dirección de los hospitales más cercanos, y una mochila con un cambio de ropa, comida enlatada y una cobija.

Es imposible que intervengas en la vida de tu amiga antes de que algo grave suceda; pero estar preparada para las consecuencias es otra forma de dar acompañamiento a una amiga que no implica un desgaste constante en tu vida, ni compromete tu feminismo.

3. Aceptación del peligro

Para poder dar acompañamiento emocional, es fundamental que nosotras nos sintamos bien. Esto es: autocuidado. Si la violencia que está sufriendo nuestra amiga comienza a invadir nuestra vida, debemos poner un alto.

Hay formas sutiles de hacer esto, la más recomendable es ayudarle a ver que la vida sigue adelante mientras ella está atrapada en su relación tóxica. Se debe hacer porque no es saludable contribuir a su percepción de que el mundo sólo se trata de sus problemas; además, es una motivación constante de que ella también podría estar haciendo muchas otras cosas.

Así que, en vez de esperar sus llamadas o mensajes en crisis, podemos activar la comunicación en sentido opuesto. Por ejemplo, avisarle de nuestros pequeños éxitos cotidianos: “¡Hola! Hoy tuve un gran día en el trabajo, y hasta me dio tiempo de preparar mi cena. Estoy muy contenta. ¡Te extraño!”

acompañamiento a una amiga

Y esto también funciona para nosotras: la vida continúa, a pesar de los dolores de nuestras amigas. Si mantenemos todo esto en consideración, podremos ofrecer la compañía que nuestra amiga necesite, sin afectar nuestra vida. 

Por último, si nuestra amiga no parece interesada en salir de su relación tóxica (o ni siquiera reconoce que está en una), nunca hay que contribuir a esa percepción. Seamos firmes y cariñosas. 

Extra: si eres esa amiga en una relación tóxica…

Sé que debe ser muy difícil para ti, pero intenta leer esta nota y ponerte en el lugar de tu amiga, a esa a la que siempre llamas cuando estás en una crisis o necesitas desahogarte. Intenta pensar qué tipo de amistad quieres construir a largo plazo. Esas mujeres en tu vida, que te acompañan, también merecen amigas que puedan ofrecerles felicidad, amor y empatía. 

Cuando yo estuve en una relación tóxica, me hubiera gustado que me detuvieran en una de esas crisis y me dijeran: “¿sabes cómo estoy yo? ¿sabes cuánto extraño estar contigo lejos de este problema en específico? Tú eres más que estas quejas y dolores. Tú no eras esta mujer que sólo vive por y para él”.

Por otro lado, no es normal estar en una relación que te hace sentir humillada, fea, gorda, inútil, tonta o algo parecido. ¿Puedes ver lo maravillosas que son tus amigas? Tú también lo eres. Confía en ellas y en ti. No estás sola.

En Oleaje siempre recomendamos el tratamiento psicoterapéutico y, si es posible, la creación de redes de mujeres. El acompañamiento colectivo me ha enseñado, a través de la multiplicidad de perspectivas femeninas, nuevas maneras de solucionar mis problemas, de comprometerme con mi bienestar y  detectar mis hábitos tóxicos para poder dejarlos atrás. Las mujeres, juntas, siempre seremos más fuertes. 


Sofía Rescala

Feminista, escritora, orgullosa integrante de la Colectiva Oleaje. Puedes leer todos mis artículos aquí.

9 Comments

  1. Alejandra Contreras

    Mi amiga esta en una relación tóxica desde hace un tiempo,la escuche,tuve la paciencia necesaria para escuchar cada uno de los dramas que vivía con la persona en cuestión de echo intente que visitaramos a la terapeuta juntas pero nada de eso funcionó paso el tiempo t la relación tóxico perro en nosotras al punto que el no la quiere vernos juntas,en eso caso que podría hacer,mi decisión es mantenerme al margen y seguir el camino.
    Me gustaría escuchar tu opinión

    Reply
    • Sofía Rescala

      Hola! Muchas gracias por comentar! Creo que fuiste muy valiente al mantenerte al margen. Sé que en este momento parecerá que la “abandonaste”, pero primero debes pensar en tu autocuidado. Tu amiga tiene su propia vida, y es un adulto capaz de tomar sus propias decisiones, aunque la pongan en riesgo. Te recomiendo que de vez en cuando le recuerdes que tiene tu número para contactarte cuando decida finalmente romper esa relación, pero dejando en claro que ya eres incapaz de seguirle dando contención, a pesar del cariño que le tienes, porque también es doloroso para ti. Te deseo mucha suerte y te mando un gran abrazo.

      Reply
  2. Kristal

    Hola,

    Tengo una amiga qUe lleva ya 10 años en una RELACION toxica, La hemos acompañado (la hemos porque somos 3 amigas), la hemos escuchado y heMos tenido mucha paciencia, siN embargo sentimos que se nos agota y aveces queremos decirle que ya no queRemos escucharla. Ya ha estado en terapia pero Parece que No funciona, alguna sugerencia?

    Reply
  3. Blogi

    Awesome website man, looks very nice. Ive been looking for something like this.

    Reply
  4. Angelo Schehl

    Appreciate it for all your efforts that you have put in this. very interesting info .

    Reply
  5. hire a hacker to catch cheating spouse

    Hello there I am so excited I found your website, I really found you by error, while I was searching on Google for something else, Regardless I am here now and would just like to say many thanks for a fantastic post and a all round thrilling blog (I also love the theme/design), I don’t have time to go through it all at the minute but I have book-marked it and also added your RSS feeds, so when I have time I will be back to read more, Please do keep up the excellent work.

    Reply
  6. Traiteur à Paris

    But wanna comment that you have a very nice website , I love the design and style it really stands out.

    Reply
  7. zorivare worilon

    Can I simply say what a reduction to find somebody who truly is aware of what theyre talking about on the internet. You undoubtedly know easy methods to deliver an issue to light and make it important. More people must read this and perceive this side of the story. I cant consider youre no more widespread because you positively have the gift.

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.