En Oleaje nos dedicamos a hacer redes de mujeres que se especializan en diferentes tipos de contención, cuidado, acompañamiento y apoyo emocional. Después de lo sucedido en Culiacán, Sinaloa, me pregunté si todas en México estamos preparadas para sobrevivir una situación de ese nivel, y qué tipo de herramientas nos pueden ayudar para conseguirlo.

Creo que, además de tus grupos familiares o amistosos de WhatsApp, debes crear una red sólo de mujeres. Oleaje se fundó sobre la premisa de que las integrantes estaban comprometidas, no sólo emocional, sino políticamente con el trabajo colectivo y la seguridad física de cada una. Ya que, hemos comprobado, en repetidas ocasiones, que nuestra postura feminista puede alejarnos del sustento familiar o acompañamiento amistoso. 

Ser mujeres críticas, firmes, que acuden a marchas, que alzan la voz, que no cierran las piernas ni condonan actitudes machistas y/o misóginas, puede aislarnos de nuestros círculos inmediatos sociales. 

Pero está bien, porque no estamos solas. Feministas habemos un chingo en México, y es momento de pegar codos y caderas, conocernos, formar redes y protegernos juntas.

Lo ocurrido en Culiacán sólo debe ser otro recordatorio de que vivimos en un país donde la seguridad puede desaparecer de un segundo a otro; aunque este caso es extremo, no demerita otros más aislados y terribles que ocurren en el resto de México. 

Sin más que agregar, te dejamos las acciones que puedes tomar con tu grupo de mujeres. 

1. Crear una red segura

Empecemos por el principio. Te recomendamos que tu red sea pequeña e íntima. Esto implica que conozcas a las mujeres que piensas incluir; aunque no vivan en el mismo estado, debes estar segura de que efectivamente son mujeres, ya que hay onvrez que se cuelan en espacios feministas. Mantener un número de entre 5 y 10 integrantes también ayudará a la organización a largo plazo. 

Intenta que sean mujeres que compartan tu postura política, un rango aproximado a tu edad y que tengan posibilidades de tener un teléfono “inteligente” que por lo menos acepte la aplicación de Telegram.

Estas características son importantes porque así sabrás qué tipo de acompañamiento político puedes pedirle a tu red; también será más fácil que establezcan un diálogo con el que se identifiquen y comprendan, al ser de la misma generación.

Define con tu red de mujeres para qué casos estará disponible. En Oleaje, por ejemplo, mantenemos una comunicación mezclada: organización sobre la colectiva, memes, opiniones políticas, ubicaciones en tiempo real, audios para cuando queremos desahogarnos de algo importante (intentamos que no duren mucho, y anexar un mensaje de texto para explicar de qué va), y comunicación sencilla para avisar que llegamos vivas a nuestro destino.

Tu red podría funcionar exclusivamente para seguridad. Es decir, saber que cuando llegue una notificación, es porque alguna de sus integrantes necesita que alguien esté al tanto de su ubicación, o que compartirá con quién se verá esa noche, por si algo malo sucede.

También puede ser sólo para acompañamiento emocional, desahogo, dudas existenciales feministas o narrar algo que no quieran compartir en otros espacios no sororos.

Sin embargo, tras dos años de experiencia participando en una red feminista, me atrevo a declarar que lo político, emocional y personal van de la mano. Te sugiero que intentes crear una red que pueda servir para estas tres vertientes. Intenta generar reglas de comunicación con todas tus compañeras, de manera que el grupo no se vuelva pesado, dependiente o irritante. 

Piensa qué necesitas y plantea la posibilidad de crear la red, pero procura que el objetivo principal sea tener la garantía de que cuentas con esas mujeres, y que tú también estarás para ellas. 

2. Elegir un medio de comunicación cifrado

La seguridad de tu red es prioridad. Una vez que ya tienes a tus compañeras, sabes que no son onvrez buscando chingar, y que más o menos discutieron qué dinámicas de acompañamiento feminista desean practicar, sigue hablar de cómo y dónde hacerlo.

Te sugerimos la app de Telegram porque tiene opciones de las que WhatsApp carece, entre ellas, las más relevantes para nosotras: 

  • Cifrado de extremo a extremo en chats secretos
  • Protección de chats por contraseña, huellas o PIN
  • Verificación en dos pasos
  • Protección contra capturas de pantalla
  • Mensajes autodestruíbles en chats secretos
  • Teclado en modo incógnito en chats secretos
  • Borrado de mensajes en cualquier momento, incluso los recibidos (WhatsApp sólo tiene la opción de hacerlo hasta 1 hora después)
  • Posibilidad de no enlazar ningún número de teléfono a la cuenta

Acá te dejamos un comparativo de ambas apps para que te decidas. Pero créeme que vale la pena saber que siempre tendrás control absoluto en el chat de tu red de mujeres.

Esto es útil tanto para cuando acudan a marchas y deseen organizarse, como para evitar que alguien que no pertenezca a la red lea lo que hablas con tus compañeras. Algunas cosas pueden ser muy íntimas; cuídense.

3. Seleccionar lugares de encuentro

Ahora sí, retomando los hechos ocurridos en Culiacán. Si ya tienes tu red de mujeres, pueden informarse en tiempo real dónde se encuentran, qué necesitan, y darse acompañamiento emocional.

En caso de que alguna de ustedes no responda, será válido preocuparse y tomar medidas para acudir en su ayuda. Pueden tomar las siguientes medidas, recomendablemente en ese orden:

  1. Mandar $20 de crédito a la compañera que no responde. Quizá por eso no puede comunicarse, pero se encuentra bien.
  2. Usar el contacto de emergencia de dicha compañera, fuera de la red de mujeres, para preguntar por ella. (Sí, deben tener esta información para casos así).
  3. Revisar última hora de conexión de la compañera y hablar entre ustedes si sabían dónde estaba por última vez o posibles locaciones.
  4. Discutir la situación de emergencia y determinar si es seguro ir a esperarla al sitio convenido previamente para casos así, donde no hay señales de ella durante “x” cantidad de tiempo.

Dicho lugar seguro debe tener las siguientes características:

  • Ser fácil de llegar a pie.
  • Que sea relativamente céntrico para todas.
  • Tener alguna tienda de autoservicio cercana (tipo farmacia u Oxxo donde puedan comprar rápido agua, medicina o comida)

A considerar: estas medidas drásticas deben hacerse si se ha discutido a profundidad cuándo se dará por hecho que la compañera debe ser recogida en el lugar seguro. Siempre busquemos alternativas para retomar la comunicación con nuestra red. Si nos quedamos sin celular, pidamos una llamada de emergencia a alguien cercano a nosotras. (Así es, debes aprenderte por lo menos dos números telefónicos de tu red de mujeres).

4.Entablar una comunicación directa con otras redes

El sueño un poco ingenuo y loco de Oleaje es que un día México se conecte a través de redes seguras entre mujeres, pero ¿cómo? No es lo mismo que un grupo de Facebook, donde miles de mujeres responden un post o comparten un anuncio. Eso no es seguro. La información se puede tergiversar demasiado fácil en redes sociales.

Bueno, una propuesta de Oleaje es que una vez que tengas tu propia red, te pongas en contacto con la integrante de otra red. Considera los mismos pasos de seguridad para este ejercicio: debes saber que ella es una mujer feminista con una red de mujeres reales que decidieron unirse política y emocionalmente.

No es necesario que todas se conozcan, sólo que una integrante tenga forma de comunicarse con la compañera de la otra red. Si somos cuidadosas, podremos tener información directa entre mujeres que se cuidan y aman.

Para esto, es vital considerar los siguientes puntos:

  • Jamás compartir información que no venga de una mujer de confianza de manera directa. Es decir, quedan invalidados chismes tipo: “el novio de mi amiga dice…”, “la cadena de WhatsApp dice…” “Twitter dice…”
  • No tomar decisiones apresuradas sólo porque otra red de mujeres lo haya hecho. Cada una debe operar de manera interna, conociendo las posibilidades y limitaciones de sus integrantes.
  • Saber que la comunicación es exclusiva para compartir formas de cuidado y seguridad entre las redes.

5. Darle mantenimiento a tu red

Para cualquier fin que decidas que será utilizada tu red, debes mantenerla segura, cálida y confiable. Considera los siguientes puntos:

  • La red no es reemplazo de tratamiento psicoterapéutico.
  • No es necesario que las 10 integrantes respondan siempre, de manera inmediata. La idea de tener varias compañeras es que alguna esté disponible por si se ofrece algo, sabiendo que en algún momento las otras también lo harán.
  • La red no debería prestarse para organizaciones partidistas. La idea es que exista cierta conexión emocional y empática entre las integrantes; no que se organicen para apoyar un partido político. Para eso hay otros espacios.
  • La red variará de integrantes, constantemente. No te sientas mal si las que iniciaron no continúan en la red, la vida a veces nos aleja del trabajo feminista o no siempre tendremos fuerzas para dar acompañamiento emocional a nuestras compañeras. Por eso siempre da oportunidad a nuevas caras.
  • Mantengan una dinámica horizontal, descentralizada, no jerárquica, sin líderes. Claro que es posible. Todas somos mujeres atravesadas por las mismas violencias. Aprendamos a relacionarnos de otra forma no patriarcal ni capitalista.
  • Dense oportunidad de compartir tanto lo hermoso de sus vidas como lo malo. La red no sólo sirve para desahogo, también es un impulso constante de amor y alegría entre feministas.

Recuerda, juntas somos más fuertes.


Por último, porque no sabemos si será necesaria para un terremoto, un golpe de Estado o incluso para escapar de una situación de violencia, cerca de la puerta de tu casa, ten a la mano una mochila con los siguientes elementos:

  • Botiquín
  • Cosas de aseo personal
  • Muda de ropa
  • Comida no perecedera para 1 día y medio o 2
  • 2 litros de agua 
  • Linterna
  • Impermeable 
  • Radio de pilas y pilas 
  • Manta ligera 
  • Vela, cerillos, dinero en cambio $100.
  • Identificación: datos de tipo sanguineo y contacto de emergencia. 
  • Mapa de la ciudad
  • Casco y cubrebocas de concha
  • Si tienes mascota: un kilo de comida seca